La Revolución institucionalizó su derecho a defenderse hace 62 años

cuba 1

Aplicando el principio leninista de que una revolución vale tanto cuanto sea capaz de defenderse, el triunfante Gobierno Revolucionario cubano institucionalizó ese postulado el 16 de octubre de 1959 al promulgar la Ley que creó el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR).
“Desde los primeros instantes vimos con claridad la necesidad de incorporar al pueblo a la defensa del país”, dijo el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz el 11 de diciembre de 1982 en el acto por el XXVI aniversario del desembarco del yate Granma donde nació el Ejército Rebelde, antecedente del MINFAR.
Con el triunfo revolucionario el 1 de enero de 1959 “surgió la demanda, explicó Fidel, el clamor de armar a nuestros obreros, nuestros campesinos, nuestros estudiantes, nuestros trabajadores todos, manuales e intelectuales. Ya desde muy temprano se le demostró con ello al imperialismo que estábamos dispuestos a luchar y que esta era una revolución de pueblo; porque solo una revolución de pueblo puede armar al pueblo”.
Y para dirigir, ejecutar y controlar la preparación del país para la defensa del Estado sobre todo el territorio nacional, incluidos el mar territorial y el espacio aéreo que sobre estos se extiende; la preparación y realización de la lucha armada; y la contratación, adquisición, producción y uso del material de guerra que satisfaga las necesidades de la defensa, entre las primeras medidas del naciente Gobierno Revolucionario fue la creación del MNFAR.
Nos remontamos en su origen, al 1 de enero de 1959, tras el derrocamiento de la tiranía y la entrada del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en Santiago de Cuba al frente del Ejército Rebelde, y la constitución del primer Gobierno Revolucionario con Manuel Urrutia Lleó como presidente, cargo que ostentó por seis meses hasta presentar su renuncia.
Pocas horas después, al amanecer del 2 de enero, Urrutia hizo pública su decisión de declinar: "a favor del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz la jefatura de las Fuerzas de Tierra, Mar y Aire, mando que, por la Constitución de 1940, correspondía al primer magistrado de la nación".
Al día siguiente, Fidel emitió la primera orden militar número uno, que en una de sus partes expresaba: Se designa al comandante Camilo Cienfuegos Gorriarán, como jefe de todas las Fuerzas de Tierra, Mar y Aire que radican en la provincia de La Habana. Por el Decreto No. 377, dictado el 2 de febrero, el comandante Raúl Castro Ruz es nombrado Segundo Jefe de las Fuerzas de Tierra, Mar y Aire de la República de Cuba."
El 5 de enero, por el Decreto Presidencial No. 22, se designa al ministro de Gobernación, Luis Orlando Rodríguez, como interino del Ministerio de Defensa Nacional y, el 20 de enero, el Presidente Urrutia informa del nombramiento del comandante Augusto Martínez Sánchez al frente de dicho ministerio. En los días sucesivos se dictan otras leyes que van amoldando las Fuerzas Armadas a la situación imperante.
El 13 de febrero de 1959, ocasión en la que el Consejo de Ministros del Gobierno Revolucionario aprueba la propuesta de que Fidel asuma el cargo de Primer Ministro, se dicta el Decreto Presidencial No. 564 que concede a éste una licencia en el cargo de Comandante en Jefe de las Fuerzas de Tierra, Mar y Aire y, a su vez, nombra a Raúl para sustituirlo.
Las actividades del Ministerio de Defensa Nacional no respondían a las necesidades de la defensa armada del país, por lo cual se procedió a su desactivación. En su lugar, se dispuso trabajar por la creación del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, encargado de la preparación defensiva de la nación. Para esta fecha, el comandante Camilo Cienfuegos era el jefe del Ejército Rebelde; el comandante Juan Almeida Bosque, el de la Fuerza Aérea Rebelde; el capitán de fragata Juan Manuel Castiñeiras comandaba la Marina de Guerra Revolucionaria; y el comandante Raúl Castro fungía como jefe de las tres armas.
Hasta la histórica fecha de su creación, el 16 de octubre de 1959, las instituciones militares cubanas habían funcionado con una estructura similar a la del ejército anterior. El andamiaje institucional heredado no se correspondía con las nuevas tareas que reclamaba la Revolución Cubana. Después de varios meses de estudio para crear un organismo que, desde el punto de vista político y revolucionario, propiciara la integración de los Cuerpos Armados, se logra instaurar unas Fuerzas Armadas como la garantía defensiva de la Patria.
En octubre de 1959 las condiciones estaban creadas para reestructurar la dirección de las Fuerzas Armadas. Por ello, el Consejo de Ministros del 16 de octubre aprobó la Ley 599 que establecía la disolución del Ministerio de Defensa Nacional, y la Ley 600, mediante la cual se creaba el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR). El comandante Raúl Castro Ruz fue designado ministro, mientras que el comandante Martínez Sánchez pasó a ocupar la máxima dirección del Ministerio del Trabajo.
La fundación del MINFAR y el nombramiento del entonces comandante Raúl Castro Ruz para encabezarlo, representó una de las más importantes decisiones adoptadas por el Gobierno Revolucionario en 1959. El MINFAR asumió, como primera gran misión, la organización y preparación de las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR), constituidas una semana después, el 26 de octubre de 1959.
La cercanía a Estados Unidos y su política hostil, condicionan la concepción de lucha de Cuba como país pequeño y de limitado desarrollo económico y la adopción de una doctrina militar autóctona y sui generis en este continente, basada en la guerra de todo el pueblo frente a quien intente agredir la Patria.

 

Compartir:

Añadir nuevo comentario