Finanzas y Precios: ¿Qué respaldará el presupuesto estatal cubano en 2022?

presupuesto

Las limitaciones que deberá enfrentar la economía en 2022, que mantiene las complejidades de la crisis mundial agravada por la pandemia, unida al recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos, son retos que deberán enfrentar todos los actores económicos, afirmó Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios, al presentar ante el Parlamento el dictamen del proyecto de Ley del Presupuesto del Estado para 2022.

En ese contexto ‒indica el documento aprobado por los legisladores‒ se proyecta un déficit fiscal ascendente a 75 827 400 000 pesos, “que es necesario reducir, porque es alto e impacta desfavorablemente en la inflación y los equilibrios macroeconómicos”.

“Es imprescindible trabajar por una dinámica de crecimiento con eficiencia, para que el presupuesto del Estado pueda contar con los recursos necesarios y cumplir su papel redistribuidor de la riqueza nacional”. Para ello se dispondrán recursos financieros para los gastos por más de 306 millones de pesos.

A la actividad presupuestada se destinará el 73% de estos recursos, para asegurar los programas y servicios básicos a la población. En específico, la salud pública y la educación dispondrán de 112 millones de pesos, y se destinarán unos 11 millones de pesos para la realización de actividades culturales y deportivas.

Para la seguridad y la asistencia social ‒puntualizó la ministra‒ el presupuesto asignado asciende a más de 43 600 000 de pesos, que garantiza el pago de las pensiones a los jubilados y la continuidad de las medidas de ayuda económica a los asistenciados que lo requieran por encontrarse en situaciones de vulnerabilidad.

Destacó, además, la cifra de casi 10 millones de pesos que se destinarán a la ciencia, la tecnología y la innovación, de los cuales el 38% se financia por el presupuesto y están dirigidos fundamentalmente a la producción de alimentos, energía, biotecnología, industria farmacéutica y las tecnologías de la información y las comunicaciones.

En el caso de la actividad no presupuestada, Bolaños Weiss explicó que se propone una importante reducción con relación al año anterior, “no obstante, se prevén más de 39 600 000 de pesos, destinados fundamentalmente para subsidiar productos y servicios que benefician a la población, como los medicamentos, tarifa eléctrica, pasajes, leche, carne y compota para niños, entre otros”, dijo.

Las inversiones y transferencias de capital contarán con 37 572 000 pesos, de los cuales el 73% tendrá como destino las inversiones materiales y obras de infraestructura. Entre las más importantes se encuentran 15 689 viviendas, así como fuentes renovables de energía y el programa de desarrollo hidráulico.

Los ingresos totales ascienden a 233 274 000 de pesos y cubren el 76% de los gastos, “lo que evidencia la necesidad de continuar potenciando la búsqueda de mayor eficiencia económica en el sistema empresarial, así como nuevas fuentes de ingresos que incluye las potenciales reservas que existen en la economía”, apuntó.

A los programas como la asistencia social, dinámica demográfica para soluciones habitacionales a las madres con tres o más hijos menores de 17 años, subsidios a personas con necesidades constructivas en sus viviendas y la transformación de barrios y comunidades en situaciones de vulnerabilidad, se destinarán más de 9 000 300 de pesos.  

Teniendo en cuenta todo esto y el déficit fiscal proyectado, la ministra advirtió que es necesaria la búsqueda de reservas de ingresos de todos los actores económicos, el combate a la subdeclaración y la evasión fiscal, así como el máximo control de los gastos.

El presupuesto del Estado para el año 2022 se sustenta en:

    Mejorar en el desempeño presupuestario el déficit proyectado a partir de potenciar las reservas de ingresos generadas en la economía, el enfrentamiento a la evasión fiscal y las medidas de racionalidad y prioridad en el uso del gasto presupuestario.
    Priorizar en los presupuestos municipales los recursos presupuestarios para la transformación de las comunidades, con énfasis en las que presentan situaciones de vulnerabilidad.
    Restringir los gastos corrientes en el sector presupuestado, a partir del uso más eficiente y un mayor control de los recursos asignados.
    Limitar el crecimiento de los gastos de personal en las unidades presupuestadas.
    Crecer en los aportes del sector empresarial, en especial los asociados al impuesto sobre utilidades y rendimiento de la inversión estatal.
    Aplicar con la gradualidad diseñada, a partir de los incentivos otorgados, los regímenes tributarios de las micro, pequeñas y medianas empresas, de las cooperativas no agropecuarias, así como las adecuaciones tributarias de los trabajadores por cuenta propia. Estos ingresos se aportan a los presupuestos municipales.
    Realizar la entrega de subsidios a personas naturales para acciones constructivas en sus viviendas.
    Reducir en niveles importantes la reserva para apoyo al sistema empresarial.

 

Compartir:

Añadir nuevo comentario