Elevar la eficiencia en el control al Presupuesto del Estado

presupuesto

Nuestro presupuesto es eminentemente social y ello nos obliga a evaluar a profundidad la calidad del gasto público, mediante auditorías de desempeño de mayor complejidad, para analizar la ejecución financiera del presupuesto y la calidad de los servicios básicos a la población, afirmó el Vicecontralor General, Reynol Pérez Fonticoba.
Con ese objetivo, la Contraloría General de la República (CGR) celebró el X Taller Nacional de Auditoría al Presupuesto del Estado del 2021, el cual inauguró Pérez Fonticoba con la presencia de la Primera Vicecontralora, Miriam Marbán González, y la Vicecontralora General Acela Martínez Hidalgo.
En el Taller participaron con ponencias e investigaciones 52 auditores de las Contralorías Provinciales y del Municipio Especial Isla de la Juventud, las unidades organizativas y representantes del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), quienes intervinieron en el análisis del control de los cinco sistemas que integran la administración financiera del Estado a nivel de municipios: el Presupuesto; la Tesorería; el Sistema Tributario; los Créditos Públicos y la Contabilidad Gubernamental.
Las acciones de control que se realizan por la CGR en este aspecto incluyen las Auditorías Financieras y las de Cumplimiento a la Liquidación y Ejecución del Presupuesto Central y los Presupuestos Locales que incluyen los Provinciales y Municipales.
La compilación y análisis de las deficiencias y sus causas detectadas en los Informes de Auditoría, permitió conocer que en el Sistema de Tesorería aún existen problemas de gestión oportuna y de ejecución en el cumplimiento de la legislación aprobada para esta actividad.
Existen también dificultades con el procesamiento de la información dada la cantidad y complejidad de las operaciones que se ejecutan en el Sistema Presupuestario y la falta de personal en estas áreas o de trabajadores capacitados para realizar la actividad.
Algunos problemas detectados en los Informes de Auditorías han estado presentes desde períodos anteriores y se mantiene su incidencia. Entre ellos se incluyen: contabilizaciones incorrectas que originaron ajustes y otras incidencias; no realizar los reintegros de financiamientos según lo establecido; dificultades con la solicitud de recursos financieros; problemas de planificación; problemas en los Estados Financieros; no revisar adecuadamente los compromisos de pago; falta de supervisión; indisciplinas y falta de capacitación y completamiento de plantillas, entre otros.
En la ponencia del MFP se reconoció la preocupación por limitaciones asociadas al insuficiente equipamiento tecnológico, la falta de completamiento de las plantillas y limitada capacitación al personal de la Tesorería y las unidades presupuestadas. También fueron objeto de evaluación las funciones de fiscalización de las direcciones municipales y provinciales de Finanzas y Precios, como contrapartida para el control de los recursos asignados y la importancia de utilizar sistemas automatizados en vez de herramientas vulnerables o de fácil manipulación.
Se destacó la necesidad de que los auditores dominaran el programa informático VERSAT, que les da independencia en la búsqueda de información, sin necesidad de acudir al auditado constantemente.
En el debate de otras ponencias se destacó la necesidad de trabajar con mayor intencionalidad en la determinación de las causas reales de los hallazgos, e identificar en los Informes de auditoría las recomendaciones en correspondencia con las causas de los problemas detectados.
Se resaltó igualmente la necesidad de que nuestros auditores sean capaces de diseñar las acciones y el programa de las auditorías, teniendo en cuenta la situación en que se desenvuelven las entidades, y que se observa como tendencia, en los casos donde se detectan Presuntos Hechos Delictivos (PHD), que existe un nivel elevado de descontrol administrativo y contable lo cual les facilita actuar con impunidad. Sobre las acciones de la ONAT, se destacó la necesidad de transformar algunos aspectos en la revisión de las oficinas provinciales y municipales, que van más allá del cumplimiento del plan de recaudación y que impactan en su gestión.
Durante el intercambio de experiencias sobre la evaluación y análisis de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en las acciones de control al presupuesto, cada Contraloría Provincial expuso criterios para su revisión. Entre ellos el que cada auditor, a partir del estudio previo, debe dominar los ODS a los que tributa la entidad.
También que, en el conocimiento del sujeto, con la utilización de la plantilla definida en el Manual de Procedimientos de las Normas Cubanas de Auditoría, se debe solicitar al auditado cuáles son los ODS que tiene identificados en sus objetivos empresariales, verificando su inclusión en la planeación estratégica.
En el programa de auditoría, precisaron en el Taller, debe estar incorporada la revisión del cumplimiento de los ODS, y en el informe quedar redactado en la parte de los resultados cómo se están cumpliendo los objetivos de trabajo de la 1ra Conferencia Nacional del PCC y los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.   
Fue unánime en las intervenciones el pedido de una capacitación sobre cómo revisar el tema en una acción de control, proponiéndose la segunda quincena de diciembre como período estimado para su realización por videoconferencia, luego de estudiarse por todos los auditores el último informe presentado por Cuba sobre el cumplimiento de los ODS.
Se acordó igualmente estudiar la incorporación a las Indicaciones para ejecutar Auditorías Financieras al Proceso de la Ejecución y Liquidación del Presupuesto del Estado del “Recalculo del Resultado Presupuestario”, a partir de los hallazgos de la auditoría con impacto en los Grupos de Ingresos y Gastos que conforman el Presupuesto del Estado aprobado para el período que se audita, pudiendo abarcar el Modelo Estado de Situación Consolidado, de los Grupos Patrimoniales que lo conforman, y el Estado de Ahorro-Inversión-Financiamiento, para mostrar los saldos ajustados por la auditoría. Los participantes propusieron a la CGR, la ejecución de VIA a las Tesorerías, en el interés de realizar acciones preventivas y de asesoramiento.  
El Sistema Tributario es objeto de evaluación desde el año 2016, como parte de las acciones de control a la ejecución y Liquidación del Presupuesto del Estado y la auditoría de gestión solo ha sido ejecutada en el nivel central. Por ello se propuso circular a las CP el Informe de la Auditoría de Desempeño realizada al Nivel Central de la ONAT, para su estudio y preparación de los grupos de auditores designados para realizar auditorías a las oficinas provinciales y municipales de la ONAT. Esta preparación servirá para la realización el 2022 de auditorías de desempeño en las instancias Municipales y Provinciales de la ONAT.
Las CP y unidades organizativas estudiarán igualmente la ponencia de la Dirección de Inconformidades “Compendio de deficiencias en las acciones de control al Presupuesto del Estado, según las evaluaciones de Inconformidades” para la capacitación de los auditores e identificar los riesgos propios de cada una de las unidades organizativas.
El X Taller reconoció la importancia de estos intercambios de experiencias para elevar la eficacia y eficiencia de la labor de fiscalización encargada a la Contraloría.

 

Compartir:

Añadir nuevo comentario