El Sindicato de la Administración Pública arriba a sus primeros 60 años

Aniversario 60 SNTAP

Fiel a su origen en el XI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba del 22 al 24 de noviembre de 1961, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Administración Pública (SNTAP) cumple sus primeros 60 años de existencia, con el orgullo de ser creado por el Comandante en Jefe Fidel Castro y el líder obrero Lázaro Peña.

El Sindicato integra a los trabajadores de los sectores jurídico, bancario, judicial, de servicios comunales, necrológicos, aduaneros, de planificación física y de auditoría, así como de las organizaciones políticas y de masas y el Gobierno, y es el primero de los sindicatos nacionales en cumplir seis décadas.

Este organismo de los trabajadores de la administración pública cuenta con más de 55 mil afiliados estatales y más de seis mil no estatales, de los cuales unos 41 mil son mujeres, y el mártir del sector al cual dedican su aniversario es Enrique Hart Dávalos, símbolo de lucha revolucionaria, quien falleció el 21 de abril de 1958 en una acción de lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista en la Ciudad de Matanzas, en los Sucesos de Villa Gloria.

Este aniversario 60 de su fundación constituye la motivación principal del gremio para desarrollar con éxito las principales transformaciones y acciones que demanda esta etapa, expresó Yaisel Osvaldo Pieter Terry, secretario general del SNTAP, y destacó que no es una coincidencia se haya elegido al Tribunal Supremo Popular entre las instituciones que lo integran, para comenzar las actividades por sus 60 años.

El también Diputado al Parlamento Cubano informó en un acto en Guantánamo que como parte del programa conmemorativo se entregará el Sello 60 Aniversario a destacados colectivos, trabajadores jubilados, administrativos y personalidades que hayan contribuido al desarrollo y perfeccionamiento del sindicato y la calidad de los servicios al pueblo.

En la clausura del XI Congreso en 1961, Fidel expresó: “Trabajadores, en manos de ustedes está el destino de la Revolución Cubana. La clase obrera, como la clase más revolucionaria, al frente del pueblo, estrechamente aliada a los campesinos, a los trabajadores intelectuales y a los estudiantes, afrontando los obstáculos, enfrentándose decididamente al imperialismo, conscientes de que será derrotado por el esfuerzo de los pueblos; conscientes de que los pueblos obtendrán la victoria; conscientes de que tenemos la solidaridad de los pueblos”.

El día que concluía el Congreso se conoció la noticia de que el joven brigadista alfabetizador habanero Manuel Azcunce Domenech, de 16 años de edad, fue asesinado por elementos contrarrevolucionarios en la finca Palmarito, barrio Río de Ay, término municipal de Trinidad, Las Villas. Junto a él fue también asesinado el miliciano campesino Pedro Lantigua Ortega, en cuya casa enseñaba el brigadista y quien dejó siete hijos.

Igual que en aquella ocasión, tienen hoy total vigencia las palabras de Fidel en el XI Congreso cuando advertía a nuestros enemigos que “el pueblo responde al crimen con más espíritu revolucionario, con más valor, con más decisión, y que siempre frente al crimen el pueblo se animará, siempre frente al crimen el pueblo se consolidará, se unirá más, para combatir a los imperialistas, para combatir a los asesinos, que nos han enseñado con eso qué es lo que quieren, qué es lo que son, qué es lo que harían con nuestra patria!”.

Carta de felicitación de la Contralora General por el Aniversario 60 del SNTAP

Compartir:

Añadir nuevo comentario