Díaz-Canel comparece en televisión nacional para hablar sobre la nueva normalidad y otros temas actuales

Comparecencia de Miguel Díaz-Canel

El primer secretario del Comité Central del Partido y presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, comparece en televisión nacional para hablar al pueblo cubano sobre la nueva normalidad y otros temas actuales. Cubadebate transmite en vivo esta intervención especial a través de sus redes sociales.

Con un pueblo como este no hay rendición posible

Diversos criterios son emitidos en relación con temas vinculados a la realidad de que el país va entrando en la nueva normalidad. Esos temas y las interrelaciones entre ellos, el consenso que se va construyendo alrededor de esta situación, fueron anunciados por el mandatario cubano como centro de su comparecencia en la noche del viernes.

“Hemos vivido dos años de cierres y restricciones en los cuales hemos estado ante situaciones y momentos muy duros, y también hemos tenido que lamentar pérdidas dolorosas, pero nos vamos levantando. Estamos en un momento en que vamos controlando la pandemia y ello va abriendo perspectivas de cómo el país puede retomar su curso, su ritmo y su estabilidad”, comenzó Díaz-Canel su intervención.

Recordó que al inicio del enfrentamiento a la pandemia, “dijimos que esta iba a ser una carrera de fondo. En aquellos momentos, dimos con lujo de detalles un grupo de situaciones que pronosticábamos que se iban a vivir. Era también una carrera de resistencia. Si hubiéramos sido un pueblo débil, nos hubiéramos rendido. Pero en Cuba no hay espacio para la rendición. Con un pueblo como este no hay rendición posible.

“Por ese espíritu, esfuerzo y compromiso compartido es que hoy podemos hablar de resultados, es que hoy podemos hacer un alto para hacer recuento, para homenajear y reconocer”, afirmó.

Al hablar del homenaje, señaló que, en primer lugar, hay que hacerlo “a los más de 8 270 compatriotas cuyas vidas nos arrebató la pandemia. Expreso nuestras condolencias a familiares y amigos. Todos hemos perdido a algún ser querido en esta pelea, pero también entre todos nos levantamos a trabajar para que nadie más muriera y, sobre todo, que los fallecimientos fueran los mínimos.

“También hay que homenajear a quienes murieron investigando y brindando asistencia médica en lo que fueron sus trincheras. A ellos dedicamos el triunfo de la ciencia y la salud sobre ese enemigo desconocido que se ha cobrado ya más de cinco millones de vidas en todo el mundo.

“Todo lo que hemos enfrentado ha tenido, como elemento adicional de mucho rigor, la cruel y criminal política del imperialismo yanqui contra Cuba, que trató de aprovechar este momento de incertidumbres para apretar todas las tuercas del bloqueo, difamar y calumniar”, denunció el presidente cubano.

“Nos han querido presentar como un estado fallido, como un Gobierno que no podía sobrepasar junto a su pueblo esta situación”, añadió.

Sin embargo  –continuó–, como decía José Martí, “no hay proa que taje una nube de ideas”.

“Defendiendo esas ideas es que nuestro pueblo se ha venido sobreponiendo y se abren esperanzas, luces y caminos para seguir adelante”, destacó.

Advirtió que “tenemos que tener la convicción de que no se reciben premios por desafiar a un imperio. Todo lo contrario. En ese desafío constante contra el imperio que nos quiere desaparecer como nación y Revolución, se reciben campañas y amenazas, prohibiciones y castigos, y en estas condiciones hemos recibido más: un bloqueo totalmente recrudecido.

“Independientemente de que el bloqueo persista, estamos obligados a saltar por encima de él con nuestras propias fuerzas, esfuerzos y con el talento que hay en el pueblo. Ninguno de nosotros sabe más que todos nosotros juntos. Con esas propias fuerzas podemos lograr conquistas y atenuar en mucho las dificultades que nos ocasiona el bloqueo.

“Esa es la manera de defender la patria, lo que nuestros padres nos dejaron como herencia. No es una herencia material o de riqueza, sino, sobre todo, de compromiso. Una herencia que nos obliga a, juntos, escalar montañas. En estos momentos estamos llegando a uno de los picos de esas montañas. Este es un tiempo de cosecha a partir de lo que hemos sembrado con ese esfuerzo, esas realizaciones y ese empeño”, dijo antes de pasar a responder preguntas de los periodistas reunidos en el Palacio de la Revolución.

Compartir:

Añadir nuevo comentario