;?>

*** Bienvenidos al Portal de la Contraloría General de la República de Cuba***

 

 


Surgimiento, misión, estructura y diferencias esenciales entre el MAC y la CGR

La Contraloría General de la República de Cuba surge el 1ro de agosto de 2009 al aprobarse por la Asamblea Nacional la Ley No. 107 “De la Contraloría General de la República”, como resultado de un proceso de fortalecimiento de la Entidad Fiscalizadora Superior. La creación de la CGR forma parte del proceso de institucionalización del país, así como el fomento de la gestión gubernamental. Con la creación de este Órgano del Estado una vez más se eleva el rango de las funciones de control del Estado al tiempo que se eliminan dualidades innecesarias en las funciones de control.

La Contraloría General de la República se subordina directamente a la Asamblea Nacional y al Consejo de Estado. Su surgimiento está determinado por:

    • Voluntad política de jerarquizar la función de Control del Estado, pues la experiencia acumulada demuestra la necesidad de perfeccionar y reforzar el papel del Estado en el control y en la preservación de las finanzas y bienes patrimoniales del Estado Socialista.

    • La necesidad de constituir un Órgano auxiliar de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) encargado de ejercer la más alta fiscalización de los recursos del Estado y el Gobierno.

  • El necesario cumplimiento de la Convención Internacional contra la Corrupción, firmada el 9 de diciembre de 2005 y ratificada el 9 de febrero de 2007, de la que somos Estado Parte, en cuanto a la independencia del ejecutivo y relativo asimismo a ser portador de un enfoque más amplio y multidisciplinario para prevenir y combatir eficazmente la corrupción.

- ¿Qué diferencia existe entre el Ministerio de Auditoría y Control (MAC) y la Contraloría General de la República (CGR)?

Aunque ambas instituciones nacieron con un objetivo común, referido a dirigir, controlar y orientar metodológicamente al Sistema Nacional de Auditoría, y una (la Contraloría general de la República de Cuba) es resultado del desarrollo y consolidación de la otra (MAC), existen evidentes diferencia que llevan a un cambio de denominación y funciones de una a otra entidad

1. Atendiendo a la jerarquía dentro del Estado cubano, El Ministerio de Auditoría y Control (MAC) fue constituido como un OACE, según refiere el artículo 1 del Decreto Ley 219/03

“…un Organismo de la Administración Central del Estado encargado de dirigir, ejecutar y controlar la aplicación de la política del Estado y del Gobierno en materia de auditoría gubernamental, fiscalización y control gubernamental; así como para regular, organizar, dirigir y controlar metodológicamente, el Sistema Nacional de Auditoría.” (Decreto Ley No. 219/03)

El MAC formaba parte del Gobierno y se encontraba al mismo nivel que el resto de los Ministerios que existían en el país en aquel momento; como tal, tenía con los mismos, relaciones de colaboración. Asimismo tenía relaciones de subordinación respecto a la Fiscalía General de la República, Tribunales y Asamblea Nacional, como se refiere la Disposición Especial única expresa en el Decreto Ley 219/03.

Por su parte la Contraloría General de la República es “auxilia a la Asamblea Nacional del Poder Popular y al Consejo de Estado”. (Ley No. 107/09). Como tal se sitúa en una posición de cooperación y coordinación con el resto de los Órganos del Estado tales como Fiscalía y Tribunales, al tiempo que mantiene una relación de subordinación con la ANPP y una relación de coordinación, colaboración, supervisión y control con los OACEs, al tiempo que puede auxiliarse de estos para el trazado de la política integral del rubro.

Todo lo anterior deduce que igualmente hay un cambio en la forma de rendición de cuentas de la CGR respecto al MAC.

2. En cuanto a las funciones de estas entidades, la CGR trabaja en la ejecución de la más alta fiscalización sobre los órganos del Estado y del Gobierno; en razón a ello propone la política integral del Estado en materia de preservación de las finanzas públicas y el control económico-administrativo una vez aprobada, dirigir, ejecutar y comprobar su cumplimiento, así como, dirigir metodológicamente y supervisar el sistema nacional de auditoría; ejecutar las acciones que considere necesarias con el fin de velar por la correcta y transparente administración del patrimonio público; prevenir y luchar contra la corrupción.

3. En cuanto a la estructura, podemos decir que hay un crecimiento de una a otra entidad, de forma tal que La Contraloría General de la República está integrada por la Contraloría General y las Contralorías Provinciales. Para el ejercicio de sus funciones y atribuciones en los municipios se crean secciones de la Contraloría Provincial, que desde este órgano atienden uno o varios municipios. Recordemos que a pesar de tener grupos de control en las provincias, no existían dependencias del Ministerio de Auditoría y Control que tuvieran la autonomía relativa con que cuentan hoy las Contraloría Provinciales.

La CGR vela por la escrupulosa ejecución del presupuesto del Estado, por el respeto a la legalidad en el funcionamiento general de las entidades; examina la conducta de los cuadros, dirigentes y funcionarios de los organismos y atiende las preocupaciones de la población acerca de manifestaciones de ilegalidades

Aunque los problemas relativos a necesidades, carencias y limitaciones que pudieran enfrentar los centros productivos no son de la competencia de la Contraloría, el órgano atiende los planteamientos y los canaliza adecuadamente.

Al nacer como Órgano del Estado y el Gobierno cubano y crecer asimismo el alcance de su objeto social y complejidad, la estructura de la CGR actualmente se complejaza de la misma manera y cambia respecto a la del MAC.

La estructura actual de la CGR es la siguiente:

La Contraloría General de la República se compone de Direcciones Integrales de Auditoría, Supervisión y Control, un Departamento Independiente de Auditoría Interna, una Oficina del Contralor General y un Órgano de Cuadros como estructuras nuevas respecto al Ministerio de Auditoría y Control. De igual modo se han perfeccionado las funciones de la Dirección de Atención al Sistema y de Atención a la Población, con el interés de fomentar la función social u sistémica que debe tener el Órgano.

La CGR además fortaleció estructuralmente el trabajo en las provincias, constituyéndose las Contraloría Provinciales (15) y las Secciones Municipales (16), que si bien no aparecen en el organigrama general, son determinantes para llevar la actividad de control hasta el último lugar de Cuba.

 

Del marco legal de la CGR

Ley No. 107/09

La Ley No. 107/09 fue aprobada el 1ro de agosto de 2009 por la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP). Esta Ley no sólo regula las funciones de la Contraloría, sino que es mucho más integral y abarcadora, porque define el Sistema de Control del Estado y el Gobierno; así como perfecciona la organización y el funcionamiento de la actividad de control económico y administrativo, sobre la base del uso correcto y eficaz de los recursos.

Misión de la CGR, según lo expresa la Ley No. 107/09 “De la Contraloría General de la República” se concreta en:

“Auxiliar a la Asamblea Nacional del Poder Popular y al Consejo de Estado, en la ejecución de la más alta fiscalización sobre los órganos del Estado y del Gobierno; en razón a ello propone la política integral del Estado en materia de preservación de las finanzas públicas y el control económico-administrativo, una vez aprobada, dirigir, ejecutar y comprobar su cumplimiento, así como, dirigir metodológicamente y supervisar el sistema nacional de auditoría; ejecutar las acciones que considere necesarias con el fin de velar por la correcta y transparente administración del patrimonio público; prevenir y luchar contra la corrupción.”
Como entidad al servicio del Estado y el Gobierno cubano, tiene la visión de ser “un órgano que se distingue y caracteriza por sus valores éticos, alta profesionalidad y nivel de organización, capaz de influir en la creación de una cultura de responsabilidad, eficiente empleo de los fondos públicos y probidad administrativa, para prevenir y enfrentar indisciplinas, ilegalidades y manifestaciones de corrupción administrativa.

Con la Aprobación de la Ley No. 107/09, se inicia una nueva etapa en la que:

  1. La administración es sujeto y actor principal.
  2. El control debe dejar de ser una tarea y este integrado en cada proceso, actividad y programa como función y responsabilidad principal de la administración.
  3. El control no llegue de ocasión o con una acción externa, porque siempre debe estar presente y lo que llega es el control superior, la supervisión superior.
  4. Se movilice y haga participar a los trabajadores aportándoles información, argumentos, fortaleciendo la transparencia de todos los actos administrativos, los valores y entre ellos: la disciplina, el respeto a la legalidad y la honestidad.

La Ley contiene las funciones básicas de la CGR y de sus funcionarios, auditores y dirigentes, la estructura general que debe tener el Órgano, las principales actividades y regula las relaciones de subordinación, cooperación y/o supervisión de la CGR con otros Órgano, organismos y demás entidades. Asimismo, establece claramente la relación de la CGR con las organizaciones nacionales e internacionales.

  • Reglamento de la Ley No. 107/09

El Reglamento de la Ley No. 107/09 fue aprobado el 30 de septiembre de 2010 con la anuencia del Presidente del Consejo de Estado Raúl Castro Ruz. Este documento en esencia desarrolla lo planteado formalmente en le Ley No. 107/09. (Vea su contenido en el menú “Documentos Rectores” de la Intranet)

  • Resolución 245/11: Reglamento Disciplinario Interno

El Reglamento Disciplinario Interno de la CGR fue aprobado el 12 de agosto de 2011 y entró en vigor el 28 de agosto de ese año, dejando sin vigencia la Resolución No. 97/07, por la cual se rigió la CGR desde su fundación en 2009 hasta ese momento. El Reglamento Disciplinario Interno es el complemento del Convenio Colectivo de Trabajo que discutieron democráticamente y firmaron los trabajadores del Órgano al cumplirse 2 años de la creación de la Contraloría. El Reglamento Disciplinario Interno, junto a la Instrucción 1 y al Convenio Colectivo de Trabajo regula la vida interna del Órgano.

La Contraloría General de la República cuenta asimismo con un Reglamento Orgánico que regula su funcionamiento interno como Órgano del Estado.

Organización de la pirámide del Sistema de Control del Estado y el Gobierno en Cuba a partir de la Ley 107/09

 

La base de la estructura organizativa del sistema de control en Cuba es el Sistema de Control Interno Integral con enfoque de prevención. Este sistema de control interno está compuesto por la administración, la auditoría interna y cualquier otra estructura administrativa que realice actividades de supervisión e inspección. El Sistema de Control Interno en cada órgano, organismo y entidad recae en su máxima dirección y es implementado por todos sus trabajadores. La legislación vigente que regula el Sistema de Control Interno en Cuba es la Resolución No. 60 de 2011.

  • Resolución No. 60/11: “Normas del Sistema de Control Interno”

“…DEBEMOS ORDENAR, ORGANIZAR, PLANIFICAR”.

En Cuba anterior a la aprobación de la Resolución 60, existían 2 resoluciones que regían e funcionamiento del Sistema de Control Interno de una u otra forma. Ellas eran la resolución 297/03 del Ministerio de Finanzas y Precios y la resolución 13/06 del Ministerio de Auditoría y Control. Igualmente existían Guías de Autocontrol para la verificación, supervisión e inspección de este sistema.

La Res. No. 60/11 deroga las resoluciones anteriormente mencionadas y constituye una regulación aplicable a la Contraloría y al resto del Sistema organizacional cubano. Es una muestra de la intención del Estado y el Gobierno cubano de lograr una cultura del Control de modo tal que las acciones de prevención y control no se ejecuten solamente con la presencia de la Contraloría en las entidades, sino que forme parte de la cotidianidad en cada entidad.

La Contraloría General de la República en cumplimiento de lo establecido en la Ley 107/09, en su artículo 31 (en el cual se definen las funciones y obligaciones específicas del Órgano), inició un amplio proceso para la actualización de normativas vigentes en el campo del Control Interno, resultado de lo cual nace la Resolución 60/11.

Las nuevas normas del Sistema de Control Interno:

  1. Establecen un modelo estándar de principios básicos de obligada observancia por todos los sujetos de las acciones de control, los que tienen la obligación de diseñar e implementar a partir de este modelo, su propio sistema. En tal sentido es flexible, pues permite un diseño propio ajustado a las características de cada lugar.
  2. Crean las condiciones para integrar múltiples métodos y modelos de Sistema de gestión, entre ellos los de calidad, de recursos humanos, perfeccionamiento empresarial u otros, bajo un sistema de control interno que los armoniza.
  3. Actualiza conceptos y con ellos facilita la comprensión de los Órganos, Organismos y entidades, mediante el uso de un lenguaje más asequible y un glosario de términos.
    • Las Guías de Autocontrol

Las Guías de Autocontrol son una herramienta de trabajo que tiene un carácter flexible, con lo cual cada organismo o institución puede reajustar y construir sus propias guías de autocontrol de acuerdo a su realidad. Las guías actuales, a partir de los resultados obtenidos en las Comprobaciones Nacionales son perfeccionadas y ajustadas en cada organismo cada año.
Las guías se entregan previamente por parte de la CGR a todos los órganos, organismos, entidades nacionales y los Consejos de la Administración Provincial (CAP), lo cual facilita la preparación de las entidades con suficiente tiempo e incluso les brinda la posibilidad de analizar en sus respectivos consejos de dirección los resultados de autocontrol y la aplicación de las medidas correspondientes, dirigidas a resolver las insuficiencias y mejorar aspectos que lo requiriesen, así como romper esquemas y métodos burocráticos de otros tiempos.

La intensa preparación recibida con el acertado enfoque integrador en el sentido de que el control interno no se trata de un asunto exclusivo de las áreas económicas y contables, sino de los directivos y en general de todo el colectivo laboral, ha permitido que Cuba mejore en sus resultados una vez que se aplica la Comprobación Nacional al Control Interno.

La Contraloría General de la República realiza acciones de capacitación a las administraciones con el interés de elevar los grados de comprensión respecto al diseño e implementación de los sistemas de control interno, parte de lo cual son los cursos diseñados con este fin, cuya versión internacional es el Curso Subsede de OLACEFS que cada año se celebra en Cuba.

El otro peldaño en la pirámide del Sistema de Control en Cuba es el Sistema de Control Externo. Este es ejercido por organismos, órgano y entidades del Estado, autorizados por la legislación vigente para auditar, supervisar, controlar e inspeccionar conforme a sus funciones. En estas acciones la Contraloría actúa como órgano superior de control.

En tal sentido, el Reglamento de la Ley No. 107 reconoce como entidades facultadas a: Ministerio de Finanzas y Precios mediante la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en relación con la auditoría medioambiental, Ministerio de Informática y las Comunicaciones en relación con la auditoría homóloga, Ministerio del Interior respecto a las relativas a protección de la información, criptología y seguridad informática, Ministerio de Economía y Planificación y la Oficina Nacional de Estadística de Cuba (ONEI) en cuanto a la auditoría especial, y las sociedades civiles de servicios y otras organizaciones que practican la auditoría independiente, autorizadas por el Contralor General.

   

 

© 2017,Contraloría General de la República http://www.contraloria.gob.cu
Canal en Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCN41MtbAoBojy9uSldH3BUg
Actualizado el Lurnes, 18 de Noviembre de 2019 10:57
(webmaster@contraloria.gob.cu)